martes, 9 de mayo de 2017

CINCO DIPUTADOS; POR ENRIQUE MONTIEL




Diario de Cádiz
Ya sé lo suficiente para saber que las cosas nunca son fáciles, ni sencillas. Resumirlas, caricaturizarlas, manipularlas es lo que suelen hacer algunos. Es como el otro día que uno llamó a Andalucía 'nuestra tierra'. Imposible entenderse con alguien así. Andalucía o son los andaluces o qué es. ¿La tierra, qué coño es la tierra?, que diría Pujol, definitivamente ex honorable para toda la eternidad. Pues eso, los cinco diputados del PNV (vascos, por supuesto) que han apoyado provisionalmente los Presupuestos de Rajoy, lo han hecho a cambio de más de 4.000 millones de euros. En modo bloqueo, en modo con garantías de hierro. Es el resumen fatal de un acuerdo político que Montoro y Rajoy deben explicar a los españoles. Pero tengo dificultades para entender este resumen. Que me parece brutal. Como también creo brutal los más de 400 millones de euros de un diputado canario, decisivo para llegar al 176, número clave en la matemática de los acuerdos parlamentarios. En el caso PNV, el diputado portavoz de la formación jeltzale ha hablado de materias abstrusas relacionadas con el llamado cupo vasco, beneficio que está escrito en la Constitución. Montoro no ha dicho prácticamente nada, ni Rajoy. Entonces la gente normal está pensando que efectivamente Rajoy le ha dado o le dará los más de cuatro mil millones de euros "a los vascos" y casi 400 millones "a los canarios" como peaje para no agotar la Legislatura que tanto trabajo costó iniciar, y convocar nuevas elecciones. Que sería una catástrofe. Entonces llegan otros y dicen: los nuestros no son andaluces porque obedecen lo que Madrid ordena, ni luchan por su 'tierra'. Y: un diputado canario vale 400 millones de euros y los andaluces del PP y Ciudadanos, que son más de 20, ¿qué han logrado? Con cosas así salió el Brexit adelante y casi nos da el susto Marine Le Pen. Estos resúmenes, estas píldoras directas a los desinformados o proclives a creer en todas las mentiras las carga el diablo. Pero todo es por lo mismo. Nos falta transparencia, nos falta democracia. Y así adquirimos la imagen de un político comprando diputados a precios desorbitados y entregando la cuchara con tal de permanecer en el poder. Ergo el sistema hay que tumbarlo, abrir un nuevo ciclo, construir otro país, otra patria (le gusta mucho a Pablo Iglesias hablar de patria últimamente, ¿en el sentido de Patria o Muerte ¡Venceremos!? Es en lo que estamos, entre la contención y la prudencia, y el río revuelto donde pescan todos los aventureros.
Cualquiera sabe que "los vascos" han votado "por" Rajoy a cambio de 4.000 millones de euros. Y no entienden nada. Nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario