sábado, 28 de febrero de 2015

*DESDE VILLALUENGA: ¡UN DÍA REDONDO!

Tan solo ha transcurrido dos meses de este 2015 y ya nos vamos encontrando agotados, saturados de un día a día que según va pasando la semana se nos va haciendo todo más pesado. Tenemos el cuerpo en el lugar en el cual estemos aunque la cabeza y sobre todo el corazón en este bendito lugar llamado Villaluenga del Rosario que cada día que pasa enamora a más y más gente.

Ayer viernes mismo protocolo seguido de los mismos pasos para una única meta: Villaluenga del Rosario.

Almorzar en la Venta Mesa Jardín, en el cruce de las Abiertas, en Arcos de la Frontera los viernes se ha ido convirtiendo según han ido pasando los meses en hacerlo en un lugar donde nos sentimos en familia. Irene, Córdoba y todos los conformen este santuario de la comida de siempre nos cuidan desde el primer segundo. Con el pasar del tiempo nuestras conversaciones no son de simples clientes sino de amigos a amigos y eso se nota, se siente y se agradece.

Llegamos sobre las cinco y media de la tarde a nuestro bendito pueblo y desde que el momento en que salí del coche una brizna de aire puro, limpio y fresco me despejó quitándome de la cabeza esas tonterías que hacen que nuestra mente se convierta en un complicado laberinto de insulsas e inútiles preocupaciones.

Inmediatamente la voz sonora de nuestro querido Mateos Venegas nos saludaba: ¡Bienvenidos vecinos! ¡Ya estábamos en casa!

Subir las cosas, cambiarme de ropa, actualizar el blog mientras Hetepheres se afanaba en quitar las cenizas de la chimenea para a eso de las siete de la tarde darnos una vuelta por el pueblo cuando el sol hacía poco se había apagado y el cielo estaba inmerso en la oscuridad. Silencio y un agradable frescor mientras nos detuvimos a saludar a nuestros queridos Juan, Mara, Zoraida que iban a recoger a unos amigos, los coches que bajaban nos saludaban, una preciosa gatita embarazada se enroscaba a nuestros pies, saludar a Almudena que estaba en sus cosas, a María Moreno que preparaba su casa para sus hijos, dar las buenas noches a un Pedro García que miraba al inmenso horizonte de sus pensamientos en la puerta de su casa, charlar un rato con Nito, Manuel, Maica, José Manuel, entretenernos como una pequeñas jugaban con una maqueta de helicóptero e irnos poco a poco, deleitándonos a cada paso, para casa donde teníamos mucho que hacer como ver ese programa de mecánicos que tanto le gusta a Hetepheres o como escribir y enviar los artículos que tengo comprometidos con los medios y las páginas oficiales donde colaboro.

Serían las nueve y media de la noche cuando nuestra campana sonó y que alegría nos dio el ver en nuestra puerta a Miguel Ángel que venía a visitarnos pues hacía escasos minutos que había llegado de Jerez.

Una amena conversación en Familia hizo que pasaran las horas sin apenas darnos cuenta.

¡Qué bien se duerme y se descansa en Villaluenga!

Silencio y sueño profundo van cogidos de la mano y así en la penumbra de la noche pasamos a un sábado radiante que se preveía iba a ser bueno.

Nos levantamos a eso de las ocho y media de la mañana. Al poco Canijo llamaba imperiosamente a la puerta para saludarnos, comer y descansar un rato. Las dos primeras las cumplió este cariñoso gatito aunque su tercera intención fue interrumpida cuando Hetepheres se lo llevó para bañarlo pues estaba algo sucio. Al rato apareció un gatito blanco y pelirrojo muy escuálido porque el pelo lo tenía pegado al cuerpo hasta situarse en la boca de la chimenea parea que entre el calor propio de la leña quemándose y su lengua secarse mientras me miraba con unos ojos medio cerrados que me decían: ¡Vaya, vaya!

Actualizar el blog, escribir mi diaria reflexión y vestirme para darnos una buena caminata por la sierra.

Desayunamos extraordinariamente en mesón "Los Caños" donde Antonio se afanaba en que no nos faltara nada mientras Ana me preparaba el bocata de jamón y queso payoyo que serviría para afianzar fuerzas cuando el cuerpo se venga para abajo a mitad del kilométrico recorrido que nos habíamos planteado.

Hoy desayunamos con la siempre grata compañía de Charo Oliva que es una mujer de la que siempre se aprende y por experiencia de vida te hace pensar.

A las once de la mañana nos recogía Miguel Ángel para hacer nuestra ruta mientras charlábamos amigablemente con Mateos y Esperanza Venegas que estaba rodeada de pequeñines. Antes, mientras estábamos desayunando, creí ver a Beltrán y Maya que se encaminaban hacia el camino del Puerto de las Viñas y que por las fotos que ha colgado en Facebook he comprobado que también ellos han disfrutado de un extraordinario día en la sierra.

Eso es lo que pasa en este bendito pueblo, que estamos juntos aunque no nos veamos en todo el día.

Subimos la empinada cuesta que da al puerto de las viñas tranquilamente y en un momento determinado se paró el coche de Mateos que nos saludó mientras informaba a Hetepheres de los últimos nacimientos de sus cabras. Seguimos hasta la bifurcación entre dos caminos uno que lleva al Llano del Republicano y el otro al depósito del agua que recorrimos entero hasta llegar al mismo. Nos adentramos por la vereda y atravesamos el monte hasta concluir en el camino de los contrabandistas donde nos sentamos en una piedra y allí divisando una imagen única que por más que se repita siempre me enamora nos tomamos el bocata, bebimos isotónica y recuperamos fuerzas en medio de una conversación de conversaciones donde compartimos sentimientos, preocupaciones, alegrías, risas, cachondeo, noticias de interés, recuerdos y toda la amalgama de noticias interesantes y raras que Hetepheres se entera dada su ávido interés por todo lo que sucede en este mundo de Dios.

Más de tres horas caminando en medio de la inmensidad de la naturaleza, entre encinas centenarias, rodeando riachuelos que se abrían a cada paso, escuchando el discurrir de las correntías del agua y respirando un aire tan puro que no todos pueden respirar a diario con un impresionante cielo azulado y con cierto calor para la época del año en la cual estamos.

Nos despedimos de Miguel Ángel con el sabor en nuestras bocas de haber disfrutado de unas horas de convivencia e intimidad con un amigo al que queremos, por derecho propio, como a un verdadero hermano.

La tarde ha pasado demasiado pronto porque entre la ducha, almorzar, el sueño me ha vencido en una reparadora siesta mientras Canijo hacía lo propio encima mía, actualizar el blog y escribir algo de este artículo porque la verdad no quiero que se me borren tantos hermosos recuerdos de la memoria.

Siete de la tarde caminamos dirección a casa de Pepe y María Jesús donde nos habían invitado a una merienda al calor de la Familia por el cumpleaños de Alvaro que es el benjamín de este querido matrimonio.

Mientras Hetepheres iba hablando con su madre yo caminaba pensando en mis cosas mientras atendía un mensaje de mi querido Beltrán, el cual no tenía mucho tiempo pues mañana cuando la luz del amanecer por el puerto de las viñas ni se vislumbre tiene que coger camino de Jerez pues su mujer Maya tiene que trabajar mañana a primera hora en Cádiz, quedábamos para vernos sobre las ocho de la tarde en "La Posada".

Un coche se paraba y me abría la puerta. Era Agustín, propietario de la quesería ecológica "El Saltillo" para invitarme el día que quiera a pasar un día con él, almorzar juntos, ver y comprobar en persona lo que era su día a día para terminar explicándome la elaboración de sus exquisitos quesos. Un apretón de manos, el mejor contrato de todos, selló el vernos en breve para compartir esos momentos de los cuales daré cuenta en un artículo exclusivo para ello. Lo bueno de Villaluenga hay que darlo a conocer y "Quesos El Saltillo" forma parte de ese apartado.

Cuando llegamos a casa de María Jesús y Pepe nos encontramos con Álvaro, Javier, Miguel Ángel, Carmelo y Beli. En la mesa una merienda por todo lo alto con  manjares hechos en casa que son los mejores. Pepe me echó una buena copa de brandy mientras María Jesús me daba a probar una deliciosa tarta de chocolate de la que todavía me estoy relamiendo.

¡Qué buena tarde al calor del hogar y de la Familia pues esos son nuestros sentimientos!

Serían poco más de las ocho de la tarde cuando me dirigía a "La Posada" pues había quedado con Maya y Beltrán. Allí pude saludar y conversar con Berna, Óscar, Gabriel, Leti, Isa, Rubi, Carolina, Mateos e Isabel porque en mi querido pueblo por más que te encuentres solo nunca lo estás. Isa y Amalia al frente de todo eran continuas atenciones.

Al poco llegaron Beltrán, Maya para después incorporarse Hetepheres y Miguel Ángel en una animada tertulia en la que el tiempo pasaba demasiado deprisa sin apenas darnos cuenta.

Son las once menos diez de la noche de un sábado que ha dado para todo, que hemos disfrutado de nuestro bendito pueblo, de su pureza, alegría, de la buena amistad, de las personas que queremos de verdad, de sentirnos queridos por quienes somos y no por lo que podemos llegar a ser. Esa es la grandeza de Villaluenga del Rosario, esa es la grandeza que experimentamos y vivimos a diario, esa es la pureza que en la que quiero vivir por más que a algunos les pueda extrañar, por más que algunos no puedan ni siquiera comprender.

En estos días, por la fecha que estamos inmersos, se habla mucho de hermandad y cuando se conoce un lugar como Villaluenga este concepto cobra un sentido auténtico pues aquí nadie que verdaderamente quiera a este bendito rincón es desconocido sino todo lo contrario porque eres uno más de un lugar que está cubierto con el manto de la Virgen del Rosario y que cada día, cada noche, el Caíllo lo acuna, lo mece y lo protege.

¡La Felicidad existe y lleva por nombre a Villaluenga del Rosario!

Recibe un fraternal abrazo,

Jesús Rodríguez Arias





























PARA MEDITAR.


¡Dios te creó para dejar huellas en el camino! 


Nadie pasa por la historia inadvertido. Nadie da pisadas sin dejar huellas. Nadie vive sin dejar historias. 
Hay mucha dicha por los pasos que trae buenas noticias, que anuncia la paz y comparte la felicidad. 
No te quedes pasivo.  Cumple tu misión: ¿Qué huellas quieres dejar en el camino? 

PROMOVER ECONOMÍA DE HONRADEZ, DESARROLLO, JUSTICIA Y PAZ ALIENTA EL PAPA A LAS COOPERATIVAS DEL MUNDO.




2015-02-28 Radio Vaticana
«Hay que tener la valentía y la fantasía de construir el camino justo para integrar en el mundo, el desarrollo, la justicia y la paz»
(RV).- Lo reiteró el Papa Francisco al recibir a la Confederación de cooperativas italianas, extendiendo en su denso discurso una especial exhortación a las de todo el mundo. Tras recordar la historia de la realidad que representan, como «memoria viva de un gran tesoro de la Iglesia italiana», el Obispo de Roma puso en guardia contra los peligros de poner el dinero por encima de la dignidad y centralidad de la persona humana recordando, con Basilio de Cesarea, Padre de la Iglesia del IV siglo, evocado por san Francisco de Asís, que el dinero es el estiércol del demonio. Y alentó a luchar contra las cooperativas deshonradas e inmorales:
«Lo repite una vez más el Papa ¡el dinero es el estiércol del diablo! Cuando el dinero se vuelve un ídolo, manda las opciones del hombre Y entonces arruina al hombre y lo condena. Hace que se vuelva un siervo. El dinero al servicio de la vida puede ser gestionado de manera justa por la cooperativa, si ésta es una cooperativa auténtica, verdadera, donde no manda el capital sobre los hombres, sino los hombres sobre el capital.
Por ello les digo que hacen bien – y les digo que lo hagan cada vez más – en contrastar y combatir contra las falsas cooperativas, aquellas que prostituyen su propio nombre de cooperativa. Es decir, de una realidad tan buena, para engañar a la gente con objetivos de lucro contrarios a los de la verdadera  y auténtica cooperación. Les digo que hacen bien,  porque es una vergonzosa y gravísima mentira, que no se puede absolutamente aceptar, el que se asuma en el campo en que obran, una fachada honrada,  y sin embargo,  persigan finalidades deshonradas e inmorales, dirigidas a la explotación del trabajo o a las manipulaciones de mercado, llegando incluso a escandalosos tráficos de corrupción».
El Papa Bergoglio, evocando el magisterio petrino de sus predecesores,  renovó sus llamamientos a globalizar la solidaridad
Alentando a llevar la cooperación en los distintos sectores, a las nuevas fronteras del cambio, hasta las periferias existenciales, donde el sistema socio-político actual parece destinado a sofocar la esperanza, el Santo Padre, con una exhortación y apoyo especial a las ‘empresas recuperadas’, recordó a los que no tienen empleo – entre ellos a los jóvenes, a las mujeres, adultos. La necesidad de impulsar una red de asistencia sanitaria; de justicia social; de armonización entre trabajo y familia, saliendo al paso de las necesidades de niños y ancianos. Y la necesidad de invertir bien, juntando los medios buenos para realizar obras buenas.
(CdM – RV) 
(from Vatican Radio)

ESTRENO EN ÁVILA Y ALBA DE TORMES DE "TERESA, LA JARDINERA DE LA LUZ" POR EL V CENTENARIO.




Escrito en: feb 28, 2015

Captura de pantalla 2015-02-28 a la(s) 10.42.16
Hoy, sábado 28 de febrero, a las 20:30 horas en la Iglesia de la Santa en Ávila se estrena la obra “Teresa, la jardinera de la luz” con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. Mañana, domingo 1 de marzo, a las 19:00 horas, le tocará el turno a Alba de Tormes en la Iglesia Anunciación MM. Carmelitas Descalzas. La obra está escrita y dirigida por Denis Rafter y será representada por el Grupo de Teatro “Lazarillo de Tormes” de la ONCE.
Este montaje teatral quiere ser simplemente un homenaje a un ser humano, a una mujer, a Teresa de Jesús. Muchas veces creemos que lo sublime consiste en olvidarse de lo elemental: con lo cual aquellas grandezas parecen no pertenecer a este mundo y mucho menos en pleno siglo XVI que es cuando se desarrolla la acción.
Esta mujer suscita un interés que transciende al tiempo y al espacio, y que gracias a la celebración de este quinto centenario, resulta de una gran actualidad porque, si ahondamos en su vida y sus obras podemos ver con claridad que, a la vez que se preocupaba por lo espiritual y transcendental, también lo hacía por atender las miserias terrenales más inmediatas, tubo la capacidad, no sin esfuerzo y sacrificio, de fundar y reformar un gran número de conventos a pesar de las dificultades y persecuciones a las que fue sometida.

PADRE CANTALAMESSA: "INVITO A CADA CRISTIANO A TOMAR LA DECISIÓN DE DEJARSE ENCONTRAR POR CRISTO".

Religión en Libertad


Padre Cantalamessa: «Invito a cada cristiano a tomar la decisión de dejarse encontrar por Cristo»“Me gustaría aprovechar la ausencia del Santo Padre, en esta primera meditación de Cuaresma, para proponer una reflexión sobre su Exhortación apostólica Evangelii gaudium, que no me habría atrevido a hacer en su presencia”. Con estas palabras, el Padre Raniero Cantalamessa, Predicador de la Casa Pontificia, comenzó sus reflexiones, en esta primera predicación de Cuaresma, mientras el Santo Padre concluía en la Casa del Divino Maestro de Ariccia sus Ejercicios Espirituales con la Curia romana.

Naturalmente no se trató de un comentario sistemático, sino sólo de reflexiones tendentes a asumir algunos de sus puntos clave:

“Escrita al concluir el Sínodo de los Obispos sobre la nueva evangelización, la Exhortación presenta tres polos de interés que se entrelazan entre sí: el sujeto, el objeto y el método de la evangelización: es decir, quién debe evangelizar, qué se debe evangelizar, cómo se debe evangelizar”.

Sobre el sujeto evangelizador, el Padre Cantalamessa recordó que el Papa dice que se compone de todos los bautizados. Y añadió: “La nueva evangelización debe implicar un nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados” (tal como se lee en el n. 120.

Y concluyó diciendo: “El tiempo de Cuaresma que acabamos de empezar, es, por excelencia, tiempo de inspiración. Hagamos, en este tiempo, respiraciones profundas; llenemos de Espíritu Santo los pulmones de nuestra alma y así, sin que nos demos cuenta, nuestro aliento olerá a Cristo. ¡Buena Cuaresma a todos!”.

El texto completo de la meditación del padre Cantalamessa es el siguiente:

“LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO LLENA EL CORAZÓN Y LA VIDA”

Reflexiones sobre la “Evangelii gaudium” del papa Francisco

Me gustaría aprovechar la ausencia del Santo Padre, en esta primera meditación de Cuaresma, para proponer una reflexión sobre su Exhortación apostólica Evangelii gaudiun, que no me habría atrevido a hacer en su presencia. No se tratará, por supuesto, de un comentario sistemático, sino sólo de reflexionar juntos y asumir algunos de sus puntos clave.

1. El encuentro personal con Jesús de Nazaret

Escrita al concluir el Sínodo de los Obispos sobre la nueva evangelización, la exhortación presenta tres polos de interés que se entrelazan entre sí: el sujeto, el objeto y el método de la evangelización: quién debe evangelizar, qué se debe evangelizar, cómo se debe evangelizar. Sobre el sujeto evangelizador, el Papa dice que se compone de todos los bautizados:

“En virtud del Bautismo recibido, cada miembro del Pueblo de Dios se ha convertido en discípulo misionero (cf. Mt 28,19). Cada uno de los bautizados, cualquiera que sea su función en la Iglesia y el grado de ilustración de su fe, es un agente evangelizador, y sería inadecuado pensar en un esquema de evangelización llevado adelante por actores calificados donde el resto del pueblo fiel sea sólo receptivo de sus acciones. La nueva evangelización debe implicar un nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados” (n. 120).

Esta afirmación no es nueva. La había expresado el beato Pablo VI en la Evangelii nuntiandi, San Juan Pablo II en la Christifideles laici; Benedicto XVI había insistido sobre el papel especial reservado en ella para la familia 1. Incluso antes de esto, la llamada universal a evangelizar había sido proclamada por el decreto Apostolicam actuasitatem del Concilio Vaticano II. Una vez he escuchado a un laico americano comenzar así una intervención evangelizadora: "Dos mil quinientos obispos, reunidos en el Vaticano, me han escrito para que venga a anunciaros el Evangelio". Todos, por supuesto, tenían curiosidad por saber quién era este hombre. Y entonces él, que también era un hombre lleno de humor, explicó que los dos mil quinientos obispos eran los que estaban reunidos en el Vaticano para el Concilio Vaticano II y habían escrito el documento sobre el apostolado de los laicos. Él tenía toda la razón: ese documento no estaba dirigida a todos y nadie; estaba dirigido a todos los bautizados, y él lo tomó con razón como dirigido personalmente a él.

No es, por lo tanto, en este punto donde se tiene que buscar la novedad de la EG del papa Francisco. Él no hace más que reiterar lo que sus predecesores habían inculcado en varias ocasiones. La novedad debe buscarse en otra parte, en el llamamiento que dirige a los lectores al comienzo de la carta, y que constituye, creo, el corazón de todo el documento:

“Invito a cada cristiano, en cualquier lugar y situación en que se encuentre, a renovar ahora mismo su encuentro personal con Jesucristo o, al menos, a tomar la decisión de dejarse encontrar por Él, de intentarlo cada día sin descanso. No hay razón para que alguien piense que esta invitación no es para él” (EG, n. 3).

Esto quiere decir que el objetivo final de la evangelización no es la transmisión de una doctrina, sino el encuentro con una persona, Jesucristo. La posibilidad de un encuentro cara a cara depende del hecho de que Jesús, resucitado, está vivo y quiere caminar al lado de cada creyente, así como realmente andaba con los dos discípulos en el camino a Emaús; es más, como estaba en sus corazones cuando regresaban a Jerusalén, después de recibirlo en el pan partido.

En el lenguaje católico “el encuentro personal con Jesús” nunca ha sido un concepto muy familiar. En lugar de encuentro “personal”, se prefería la idea del encuentro eclesial, que se lleva a cabo, es decir, a través de los sacramentos de la Iglesia. La expresión tenía, para nuestros oídos católicos, unas resonancias vagamente protestantes. El Papa no piensa evidentemente a un encuentro personal que sustituye al eclesial; sólo quiero decir que el encuentro eclesial debe ser también un encuentro libre, querido, espontáneo, no puramente nominal, legal o consuetudinario..

Para entender lo que significa tener un encuentro personal con Jesús, debemos echar un vistazo, por somero que sea, a la historia de la Iglesia. ¿Cómo se convertían en cristianos en los tres primeros siglos de la Iglesia? Con todas las diferencias de un individuo a otro y de un lugar a otro, esto ocurría después de una larga iniciación, el catecumenado, y era el resultado de una decisión personal, incluso también arriesgada por la posibilidad del martirio.

Las cosas cambiaron cuando el cristianismo se convirtió, inicialmente en una religión tolerada (edicto de Constantino en el 313) y después, en poco tiempo, en la religión favorecida, cuando no incluso la impuesta. A principios del siglo V, el emperador Teodosio II emitió una ley según la cual sólo los bautizados podían acceder a los cargos públicos. A esto se sumó el hecho de las invasiones bárbaras que en breve tiempo cambiaron por completo la disposición política y religiosa del imperio. Europa Occidental se convirtió en un conjunto de reinos bárbaros, con una población en algunos casos arriana, en la mayoría pagana.

En las regiones del antiguo imperio (sobre todo en oriente y en Italia centro meridional) ser cristianos ya no era una decisión del individuo, sino de la sociedad, más aún ahora que el bautismo se administraba casi siempre a los niños. En cuanto a los reinos bárbaros, en su interior regía la costumbre que la población seguía la decisión del jefe. Cuando, en la noche de Navidad del 498 o 499, el rey de los francos Clodoveo se hizo bautizar en Reims por el obispo de San Remigio, todo su pueblo lo siguió. (Esta es la razón por la que Francia ha tenido el título de “Hija primogénita de la Iglesia”). Así comenzó la práctica del bautismo en masa; mucho antes de la Reforma protestante estaba en marcha la norma: “Cuius regio eius et religio”: la religión del rey es también la del reino.

En esta situación, el énfasis no se pone más en el momento y la forma en que uno llega a ser cristiano, es decir, sobre cómo llegar a la fe, sino sobre las exigencias morales de la misma fe, sobre el cambio de costumbres; en otras palabras, sobre la moral. La situación, sin embargo, fue menos grave de lo que pueda parecernos hoy, ya que, con todas las contradicciones que sabemos, sin embargo, la familia, la escuela, la cultura y poco a poco también la sociedad ayudaban, casi espontáneamente, a absorber la fe. Por no hablar de que, desde el comienzo de la nueva situación, nacieron formas de vida, como la vida monástica y luego las diversas órdenes religiosas, en las que el bautismo era vivido en toda su radicalidad y la vida cristiana era el resultado de una decisión personal, a menudo heroica.

Esta situación llamada “de cristiandad” ha cambiado radicalmente y no es este el caso para detenerse a ilustrar los tiempos y las formas del cambio. Sólo tenemos que saber que ya no es como en los siglos pasados en los que se formaron la mayoría de nuestras tradiciones y de nuestra propia mentalidad. El advenimiento de la modernidad, comenzada con el humanismo, acelerada por la Revolución Francesa y la Ilustración, la emancipación del Estado de la Iglesia, la exaltación de la libertad individual y la autodeterminación y para finalizar la secularización radical en la que ha derivado, han cambiado profundamente la situación de la fe en la sociedad.

De ahí la urgencia de una nueva evangelización, es decir, de una evangelización que se mueva a partir de bases diferentes a las tradicionales, y teniendo en cuenta la nueva situación. Se trata básicamente de crear las oportunidades para que los hombres de hoy puedan tomar, en el nuevo contexto, la decisión personal libre y madura que los cristianos adoptaban al inicio cuando recibían el bautismo y que les convertía en cristianos reales y no sólo nominales.

2. ¿Cómo responder a las nuevas exigencias?

Naturalmente no somos los primeros en plantearnos el problema. Para no remontarnos todavía más atrás, recordemos el establecimiento, en 1972, del “Ritual de la Iniciación Cristiana de Adultos” (RICA) que propone una especie de camino catecumenal para el bautismo de los adultos. En algunos países con religión mixta, donde muchas personas piden el bautismo siendo adultos, esta herramienta ha demostrado ser muy eficaz.

¿Pero qué hacer con la masa de cristianos ya bautizados que viven como cristianos sólo de nombre y no de hecho, completamente ajenos a la Iglesia y a la vida sacramental? La respuesta a este problema ha surgido más de Dios mismo que de la iniciativa humana. Y son los movimientos eclesiales, grupos laicales y comunidades parroquiales renovadas, aparecidas después del Concilio. La contribución conjunta de todas estas realidades, a pesar de la gran variedad de estilos y la composición numérica, es que ellas son el contexto y el instrumento que permite a muchas personas adultas tomar una decisión personal por Cristo, tomarse en serio su bautismo, convertirse en sujetos activos de la Iglesia.

San Juan Pablo II veía en estos movimientos y comunidades parroquiales vivas “los signos de una nueva primavera de la Iglesia”. En la Novo millennio ineunte escribía:

“Tiene gran importancia para la comunión el deber de promover las diversas realidades de asociación, que tanto en sus modalidades más tradicionales como en las más nuevas de los movimientos eclesiales, siguen dando a la Iglesia una viveza que es don de Dios constituyendo una auténtica primavera del Espíritu 2”.

De la misma forma se ha expresado, en varias ocasiones, Benedicto XVI. En la homilía de la Misa crismal del Jueves Santo de 2012, ha dicho:

“Mirando a la historia de la época post-conciliar, se puede reconocer la dinámica de la verdadera renovación, que frecuentemente ha adquirido formas inesperadas en momentos llenos de vida y que hace casi tangible la inagotable vivacidad de la Iglesia, la presencia y la acción eficaz del Espíritu Santo”.

3. Porqué el evangelio llena de alegría el corazón y la vida del creyente.

Pero ahora volvamos a la carta del papa Francisco. Comienza con las palabras que han inspirado el título del documento: “La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús”. Existe un vínculo entre el encuentro personal con Jesús y experimentar la alegría del Evangelio. La alegría del Evangelio, se experimenta sólo mediante el establecimiento de una relación íntima, de persona a persona, con Jesús de Nazaret.

Si no queremos que las palabras sean sólo palabras, tenemos que plantearnos a este punto una pregunta: ¿por qué el Evangelio sería una fuente de alegría? ¿La expresión es solamente un eslogan cómodo, o corresponde a la verdad? Más aún, ¿por qué el Evangelio se llama así: euangelion, o sea buena noticia, noticia bella, gozosa? La mejor manera para descubrirlo es partir desde el momento en el cual esta palabra aparece por primera vez en el Nuevo Testamento y precisamente en la boca de Jesús. Marcos al inicio de su Evangelio resume en pocas palabras el mensaje fundamental que Jesús iba predicando en las ciudades y pueblos en donde iba, después de su bautismo en el Jordán:

“Después que Juan fue arrestado, Jesús se dirigió a Galilea. Allí proclamaba la Buena Noticia de Dios, diciendo:El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; Convertíos y creed en el Evangelio” (Mc 1, 14-15).

A primera vista se diría que esta no es precisamente una noticia “gozosa”, una noticia alegre; suena más bien como una llamada de atención severa, un llamamiento austero al cambio. En este sentido este viene propuesto al inicio de la Cuaresma, en el Evangelio del primer domingo, y se acompaña con el rito de las cenizas en la cabeza: “¡Convertíos y creed en el Evangelio!”. Por eso es vital entender el verdadero sentido de este inicio del Evangelio.

Antes de Jesús, convertirse significaba siembre “volver atrás”, (como indica el mismo término usado en hebreo, para indicar esta acción, o sea el término shub); significaba volver a la alianza violada, mediante una renovada observancia de la ley. Dice el Señor por boca del profeta Zacarías: “convertíos a mi […], volved de vuestro camino perverso” (Zc 1, 3-4; cfr. también Jr 8, 4- 5).Convertirse tiene por lo tanto un significado principalmente ascético, moral y penitencial que se actúa cambiando la conducta de la propia vida. La conversión es vista como condición para la salvación; el sentido es: convertíos y seréis salvados; convertíos y la salvación llegará a vosotros.

Este es el significado predominante que la palabra conversión tiene en los labios de Juan el Bautista (cfr. Lc 3, 4-6). Pero en la boca de Jesús este significado cambia: no porque Jesús se divertía cambiando el sentido de las palabras, sino porque con él cambió la realidad. El significado moral pasa a un segundo plano (al menos en el inicio de la predicación), respecto a un significado nuevo, hasta ahora desconocido. Convertirse no significa más volver hacia atrás; significa más bien hacer un salto hacia adelante y entrar mediante la fe en el Reino de Dios que vino en medio de los hombres. Convertirse es tomar la decisión llamada “decisión del momento” delante de la realización de las promesas de Dios.

“Convertíos y creed” no significan dos cosas distintas y sucesivas, sino la misma acción: convertíos, o sea, creed; ¡convertíos creyendo! Lo afirma también santo Tomás de Aquino:“Prima conversio fit per fidem”, la primera conversión consiste en creer 3. Conversión y salvación se han intercambiado el lugar. No más: pecado – conversión – salvación (Convertíos y seréis salvados; convertíos y la salvación vendrá a vosotros”), sino más bien:pecado – salvación – conversión. (“Convertíos porque sois salvados; porque la salvación ha venido a vosotros”). Los hombres no han cambiado, no son ni mejores ni peores que antes, es Dios el que ha cambiado y, en la plenitud del tiempo, ha enviado a su Hijo para que recibiéramos la adopción como hijos (cfr. Ga 4, 4).

Muchas parábolas evangélicas no hacen que reiterar este gozoso anuncio inicial. Una es la del banquete. Un rey hizo un banquete para las bodas de su hijo; en la hora establecida envió a sus siervos a llamar a los enviados (cfr. Mt 22, 1 ss.). Estos no había pagado antes el precio como se hace en las comidas sociales; no, el banquete es gratuito. Se trata solamente de aceptar o rechazar la invitación.Otra es la parábola de la oveja perdida. Jesús la concluye con las palabras: “Así, les dijo que hay más alegría delante de los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierte”. (Lc 15,10). Pero, ¿en qué consiste la conversión de la oveja? Quizás en que ella haya regresado al rebaño por si misma? No, es el pastor que ha ido a buscarla y la ha llevado al rebaño cargada en su espalda.

San Pablo, en la carta a los romanos (3, 21 ss.), será el anunciador indómito de esta extraordinaria novedad evangélica, después que Jesús le hizo pasar esta experiencia dramática en su vida.Así recuerda el hecho que cambió el curso de su vida::

“Pero todo lo que hasta ahora consideraba una ganancia, [ser circunciso, judío, irreprensible por lo que se refiere a la observancia de la ley], lo tengo por pérdida, a causa de Cristo. Más aún, todo me parece una desventaja comparado con el inapreciable conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por él he sacrificado todas las cosas, a las que considero como desperdicio, con tal de ganar a Cristo y estar unido a él, no con mi propia justicia –la que procede de la Ley– sino con aquella que nace de la fe en Cristo, la que viene de Dios y se funda en la fe” (Flp 3, 7-9).

Por esto el Evangelio se llama Evangelio y es fuente de alegría. Nos habla de un Dios que, por pura gracia, ha venido a nuestro encuentro en su Hijo Jesús. Un Dios que “amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna” (Jn 3, 16).

Muchos recuerdan del Evangelio casi solo la frase de Jesús: “El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga” (Mt 16, 24) y se convencen de que el Evangelio es sinónimo de sufrimiento y de negación de sí, y no de alegría. Pero profundicemos el discurso: “me siga” ¿dónde? ¿Al Calvario, a la muerte de cruz? No, en el Evangelio, esto constituye la penúltima etapa, nunca la última. Me siga, a través de la cruz, a la resurrección, a la vida, ¡a la alegría sin fin!

4. La fe y las obras y el Espíritu Santo

Pero ¿no reducimos así el Evangelio a una sola dimensión, la de la fe, descuidando las obras? ¿Y cómo conciliar la explicación apenas expuesta con otros pasajes del Nuevo Testamento donde la palabra conversión está dirigida a quien ha creído? A los apóstoles que le seguían desde hace tiempo Jesús les dijo un día: “Si no cambiáis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos” (Mt 18, 3); Juan, en el Apocalipsis, repite a cada una de las siete iglesias el imperativo “convertíos” (metanoeson), donde el sentido inequívoco de la palabra es: ¡vuelve al fervor primitivo, sé vigilante, cumple las obras de antes, deja de acunarte en la ilusión de estar bien con Dios, sal de tu tibieza! (cfr. Ap 2-3).

La cosa se explica con una sencilla analogía con lo que sucede con la vida física. El niño ni puede hacer nada para ser concebido en el sentido de la madre; necesita del amor de dos padres que le dan la vida; pero una vez que viene al mundo debe formar sus pulmones, respirar, mamar, o de lo contrario la vida recibida se apaga. En este sentido se entiende la frase de Santiago: “La fe sin las obras está muerta (St 2, 26), en el sentido de que sin las obras la fe “muere”.

Este es también el sentido que la teología católico siempre ha dado a la definición paulina de la “la fe que obra por medio del amor” (Ga 5, 6). Uno no se salva por las buenas obras, pero no se salva sin las buenas obras: podemos resumir así lo que el concilio de Trento dice sobre este punto y que el diálogo ecuménico hace más y más ampliamente compartido entre los cristianos.

La exhortación apostólica del papa Francisco reflexiona esta síntesis entre fe y obra. Después de haber iniciado hablando de la alegría del Evangelio que llena el corazón, en el cuerpo de la cartarecuerda todos los grandes “no” que el Evangelio pronuncia contra el egoísmo, la injusticia, la idolatría del dinero, y todos los grandes “sí” que esto nos anima a decir al servicio del los otros, el compromiso social, a los pobres.

La exigencia de compromiso que el Evangelio implica, no atenúa la promesa de alegría con la que Jesús inaugura su ministerio y el Papa inicia su exhortación, es más, la refuerza. Esa gracia que Dios ha ofrecido a los hombres enviando a su Hijo al mundo, ahora, que Jesús ha muerto y resucitado y ha enviado al Espíritu Santo, no deja al creyente solo luchando con las exigencias de la ley de del deber; pero hace en él y con él, mediante la gracia lo que él puede. Le da “una inmensa alegría en medio de todas las tribulaciones” (2 Co 7, 4).

Es la certeza con la que el papa Francisco concluye su exhortación. El Espíritu Santo, recuerda,“viene en ayuda de nuestra debilidad” (Rm 8, 26) (EG, n. 280). Él es nuestro gran recurso. La alegría prometida por el Evangelio es fruto del Espíritu (Ga 5, 21), y no se mantiene si no gracias a un continuo contacto con él.

En un reciente encuentro con los líderes de las Fraternidades carismáticas, el papa Francisco usó el ejemplo de lo que sucede en la respiración humana 4. Tiene dos fases: está la inspiración con la que se recibe el aire y está la espiración con la que se expulsa el aire. Son, decía, un bonito símbolo de lo que debe suceder en el organismo espiritual. Nosotros inspiramos el oxígeno que es el Espíritu Santo mediante la oración, la meditación de la palabra de Dios, los sacramentos, la mortificación, el silencio; derramamos el Espíritu cuando vamos hacia los otros, en el anuncio de la fe y en las obras de la caridad.

El tiempo de cuaresma que acabamos de empezar, es, por excelencia, tiempo de inspiración. Hagamos, en este tiempo, respiraciones profundas; llenemos de Espíritu Santo los pulmones de nuestra alma y así, sin que nos demos cuenta, nuestro aliento olerá a Cristo. ¡Buena Cuaresma a todos!

P. Raniero Cantalamessa, ofmcap.

1 Benedicto XVI, Discurso a la Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para la Familia en 2011.

2 Novo millennio ineunte, 46.

3 Santo Tomás de Aquino, Summa theologiae, I-IIae, q. 113, a,4.

4 Discurso a los miembros de la "Catholic Fraternity of Charismatic Covenant Communities and Fellowships", Viernes, 31 de octubre de 2014.

CONOCE AL SACERDOTE QUE FUE TORTURADO Y ASESINADO POR DEFENDER UN MILAGRO ANTE COMUNISTAS ATEOS.


ROMA, 28 Feb. 15 / 02:14 am (ACI).- Un sacerdote que fue torturado y asesinado por los comunistas que querían obligarlo a negar un milagro atestiguado por varios de sus fieles en República Checa, a mediados del siglo pasado, está ahora en proceso de beatificación y podría ser declarado mártir de la Iglesia Católica.

P. Josef Toufar. Foto cortesía del P. Tomas FialaEn la reciente celebración de un aniversario más de su muerte, el sucesor de este sacerdote afirma que está agradecido por los esfuerzos que se hace ahora para reconocerlo tras décadas de silencio ante las atrocidades cometidas contra los católicos en el siglo XX en el país.

“Naturalmente estoy contento porque el tema del Padre Josef Toufar se va a comenzar a resolver y mostrará cómo era el régimen político en nuestro país realmente”, señala el P. Tomas Fiala a ACI Prensa

En el tiempo de Adviento de 1949 algunos fieles le contaron al P. Toufar que habían visto una cruz en el altar de la iglesia moviéndose de un lado al otro varias veces. El hecho es conocido como “el milagro de Cihost”. Para evitar que se conociera la policía secreta interrogó al sacerdote y le exigió que dijera que había sido él quien movió la cruz.

El sacerdote rechazó el pedido de los comunistas.

En respuesta la policía lo golpeó tan brutalmente que le quitaron la posibilidad de hablar, caminar e incluso sentarse. Luego lo torturaron para obligarlo a firmar un documento aceptando “su culpa”. Finalmente murió dos meses tras el milagro.

Luego de la muerte del P. Toufar, el régimen dirigido por los comunistas soviéticos suprimió todas las religiones. El Estado se proclamó oficialmente ateo y cualquier vestigio de milagros o quienes hablaran de ellos eran borrados de los registros y de la memoria histórica. El gobierno incluso filmó un documental afirmando que el milagro de Cihost era falso.

Sin embargo, el recuerdo del hecho milagroso sobrevivió,

Ahora, explica el P. Fiala, “nos gustaría lograr que se reconozca al P. Josef Toufar como un mártir de la Iglesia”. Su causa de beatificación está ahora en la fase diocesana preliminar.

El 22 de febrero unas 500 personas se reunieron en una Misa en la parroquia de Cihost para celebrar el 65 aniversario de la muerte del P. Toufar. El Cardenal Dominik Duka, Arzobispo de Praga, presidió la Misa.

Para el Purpurado, el P. Toufar fue “un ícono de los años de la colectivización violenta”, del régimen comunista ateo.

UN DÍA COMO HOY HACE DOS AÑOS BENEDICTO XVI SE DESPIDIÓ COMO SUMO PONTÍFICE.


Benedicto XVI se despide de los fieles en Castel Gandolfo, el 28 de febrero de 2013. Foto: L'Osservatore Romano.ROMA, 28 Feb. 15 / 09:39 am (ACI).- Tras anunciar su retiro el 11 de febrero de 2013, el hoy Sumo Pontífice Emérito Benedicto XVI hizo efectiva su renuncia el 28 de febrero de ese año, al trasladarse del Palacio Pontificio del Vaticano a Castel Gandolfo.


VIDEO y TEXTO COMPLETO: Así se despidió Benedicto XVI desde Castel Gandolfo
http://

El 28 de febrero de 2013 a las 5:07 p.m. (hora local), Benedicto XVI abandonó el Vaticano en helicóptero con destino a Castel Gandolfo. Desde el balcón de la residencia de verano de los Pontífices, el que había sido Papa durante ocho años, se dirigió a las personas congregadas en la Plaza para decirles: "Soy simplemente un peregrino que inicia la última etapa de su peregrinaje en esta tierra".

Concluido su traslado a Castel Gandolfo, y cerradas las puertas del recinto, comenzó la Sede Vacante.


La Sede de Pedro está vacante y la Iglesia reza por el nuevo Papa
http://

n Castel Gandolfo vivió durante dos meses, mientras se realizaban las adaptaciones oportunas en la que iba a ser la nueva residencia del ya Sumo Pontífice Emérito de Roma, en el antiguo monasterio 'Mater Eclesiae'.

No obstante, durante esos 62 días, no estuvo solo. De hecho, las primeras imágenes 'robadas' del Pontífice lo mostraban paseando por los jardines junto a su secretario personal, Mons. Georg Gänswein.

Además recibió alguna visita como la de su sucesor, el Papa Francisco, que se trasladó hasta Castel Gandolfo el 23 de marzo. Ese día, las primeras imágenes de ambos abrazándose delante del helicóptero y rezando en la capilla arrodillados en el mismo banco, dieron la vuelta al mundo.


Encuentro histórico: Papa Francisco visitó a Benedicto XVI en Castel Gandolfo
http://

Poco más de un mes después, Benedicto XVI regresó al Vaticano donde le esperaba Francisco para darle la bienvenida. A partir de entonces, Benedicto XVI comenzó una nueva vida en el monasterio 'Mater Ecclesiae' junto a las cuatro 'memores Domini' (Rossella, Loredana, Carmela y Cristina), las laicas consagradas de Comunión y Liberación que le asisten desde entonces, y el prefecto de la Casa Pontificia y secretario particular del Papa emérito, Georg Gänswein.

Pero desde que vive en el Vaticano, Joseph Ratzinger también ha hecho alguna escapada a la que había sido su casa durante los meses de verano y las semanas posteriores a su renuncia, durante las cuales recorrió los jardines junto a Gänswein, rezó el rosario y asistió a un concierto de piano.

Benedicto XVI en buena forma

Aunque en las primeras imágenes que se difundieron del Obispo Emérito de Roma tras su renuncia, se vio que usaba bastón y se movía con dificultad, él mismo se ha encargado durante los meses sucesivos de dejar claro que se encuentra "muy bien". Así se lo aseguró al actor italiano Lino Banfi cuando mantuvo un encuentro con él en el monasterio Mater Eclesiae, ocasión en la que también le indicó que "toca el piano, lee, estudia y reza".

“Una vida de retiro y oración”

El catedrático de Teología pastoral del Pontificio Instituto Pastoral 'Redemptor Hominis' de la Universidad Pontificia Lateranense, el Padre Paolo Asolan, ha destacado en declaraciones a Europa Press que ya en la larga entrevista que concedió al periodista italiano Vittorio Messori, se podía divisar cómo entendía Benedicto XVI "una vida de retiro y de oración".

Asolan afirma que el sentido de "esconderse del mundo" tiene para el Obispo Emérito de Roma un valor "apostólico y pastoral" y su opción por la vida monástica pretende ofrecer y mejorar la "misión y la vida de la Iglesia".

El catedrático está convencido de que Ratzinger puede "ayudar a toda la Iglesia a interpretar correctamente su gesto" y así que tenga un reflejo en "el futuro del ejercicio del ministerio petrino".

Francisco visita a Benedicto antes de cada viaje

A mediados de 2014, el Prefecto de la Casa Pontificia, Mons. Georg Gaenswein, reveló que antes de cualquier viaje internacional, el Papa Francisco visita a Benedicto XVI, lo que expresa la buena relación entre ambos y cómo el Papa Francisco está llevando adelante la visión de Benedicto XVI.


visita a antes de sus viajes internacionales
http://  


El 14 de febrero de este año, Benedicto XVI asistió a la creación de 20 nuevos cardenales por parte del Papa Francisco, y recientemente se ha reunido con los obispos ucranianos de rito latino.

Benedicto XVI desautoriza a Cardenal Kasper sobre comunión para divorciados en nueva unión http://bit.ly/12vXyaz

EMBAJADOR ESTADOS UNIDOS ATACA A REPÚBLICA DOMINICANA POR NO PROMOVER EL TURISMO GAY.


SANTO DOMINGO, 27 Feb. 15 / 07:14 pm (ACI).- El embajador de Estados Unidos en República Dominicana, James “Wally” Brewster, conocido por su abierta homosexualidad, desató gran polémica en el país al condicionar el apoyo norteamericano en el país caribeño a que abra las puertas al turismo gay.

En declaraciones al sitio web elCaribe.com.do, Brewster criticó que “cuando el funcionario que es la cabeza, el jefe del Gobierno dominicano, dice que no desea a un cierto grupo de personas nos coloca a nosotros en una situación difícil para respaldar la actividad turística en este país”.

James “Wally” Brewster. Foto: Flickr Presidencia RD (CC-BY-NC-ND-2.0)El embajador estadounidense ha causado controversia en República Dominicana desde su llegada en el año 2013. Brewster desafió la legislación local, que solo reconoce como matrimonio a la unión entre un hombre y una mujer, al instalarse en el país en compañía de su “esposo" Bob Satawake.




Por su parte, el ministro de Turismo de República Dominicana, Francisco Javier García Fernández, rechazó el ataque del embajador estadounidense y aclaró que en el país no se discrimina a nadie.

“Lamentamos mucho esas declaraciones del embajador Brewster, a quien respetamos, pero nadie nos puede acusar de que discriminemos algún grupo de turista”, indicó el ministro dominicano.

En contraposición al turismo gay que intenta forzar el embajador de Estados Unidos, García Fernández destacó que la política de promoción de turismo familiar emprendida por República Dominicana le ha permitido registrar un crecimiento del 10 por ciento en el sector, 3 puntos por encima de Estados Unidos, donde se registró un 7 por ciento.

Los parlamentarios dominicanos también expresaron su rechazo a las declaraciones del embajador estadounidense.

El senador José María Sosa, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), indicó que en el país “hay un turismo de playa, turismo ecológico; aquí hay muchas cosas bonitas que ver, ¿por qué tenemos que ir a ese sector (el turismo gay)?”.

“No todo el dinero se recibe. Por recibir dinero podríamos dañar nuestra sociedad”, advirtió, citado por elCaribe.

Por su parte, el también senador del PLD Arístides Victoria Yeb subrayó que República Dominicana debe rechazar manifestaciones contrarias al fomento de lafamilia y los buenos hábitos.

En febrero de 2014, el embajador dominicano ante la Santa Sede, Víctor Grimaldi, denunció en una carta dirigida al Papa Francisco que Brewster “se ha reunido con un colectivo gay y transexual que enfrenta a la Iglesia Católica” con el fin de “destronar” al Arzobispo de Santo Domingo y Primado de América Latina, Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez.