sábado, 29 de abril de 2017

NAVAJITA PLATEÁ "NOCHES DE BOHEMIA"

EL RECHAZO DE LA HUMANAE VITE FUE EL "SUICIDIO DE EUROPA", CERRÁNDOSE A LA VIDA, AFIRMA MONS. MUNILLA

Religión en Libertad


El rechazo a la «Humanae Vitae» fue el «suicidio de Europa, cerrándose a la vida», afirma MunillaEste fin de semana se está celebrando el III Foro Internacional Familia y Mujer, encuentro en el que participan 120 personas de distintos países y que fue inaugurado por el obispos de San Sebastián, José Ignacio Munilla, que habló a los presentes de la “teología del cuerpo” de San Juan Pablo II.

Acudiendo continuamente al magisterio de Juan Pablo II, “verdadera providencia de Dios para nuestro tiempo”, José Ignacio Munilla subrayó que “el concepto de persona ha nacido del cristianismo, pues los concilios cristológicos y trinitarios han sido el humus del verdadero concepto de persona. Platón y Aristóteles fundan el concepto de ciudadano pero no el de persona, y ciudadano eran solo los que tenían esa condición, como sabemos”.

Juan Pablo II vertió este concepto de persona en las catequesis realizadas entre 1979-1984, recordó el obispo de San Sebastián, fundando “la antropología adecuada –rubricó- en el concepto de la “teología del cuerpo”, con lo que dio argumentos nuevos para una exposición y comprensión más amplia y racional para hablar del “amor humano y de la espiritualidad y moral matrimonial”.

La rebelión contra la Humanae vitae
“Su antropología fue providencial, pues hubo una rebelión contra la Humanae vitae, que hacía imperiosa la necesidad de encontrar nuevas formas de expresión y reflexión en la Iglesia para hablar del amor humano”. Para el prelado donostiarra, esta contestación a la encíclica de Pablo VI “fue el suicidio de Europa, cerrándose a la vida y a la unidad espiritual”, al que luego se añadiría posteriormente el reconocimiento del aborto como derecho en las legislaciones europeas.

La fractura, también dentro de la Iglesia, provocó el dualismo y, en suma, la separación del espíritu del cuerpo, que ha hecho crecer la tentación de considerar –recordó Munilla una catequesis de Juan Pablo II- el cuerpo humano fuera de las categorías de la semejanza con Dios, verdadero drama del dualismo”.

Insistió en este planteamiento el prelado, enfatizando que el “cuerpo humano es el sacramento de la persona humana en el sentido de que se revela y ésta haciéndola visible. Así el cuerpo humano revela a la persona humana, la cual revela la imagen y semejanza de Dios.

Hacer de “coche-escoba”
Munilla recordó la denuncia de Juan Pablo II sobe la tendencia narcisista a idolatrización del cuerpo que conduce a utilizar al otro en beneficio propio, huyendo del camino hacia la donación por amor al otro. En este sentido, y ya en el turno de preguntas, dijo que “aunque parece que el mundo es refractario a la considerar este mensaje de la Iglesia, hay una ventaja: que es verdadero y bello, pues ¿a quién no le gustaría ser amado así?. Además no es verdad que el lenguaje de la sexualidad haya traído felicidad; ha traído mucho sufrimiento. Uno no se acostumbra a ser usado y a no a ser amado por lo que esa: eso crea muchos sufrimientos”, concluyó.

Para el prelado, es importante acompañar a las personas y no “rebotarse cuando oímos todo tipo de improperios”. Munilla animó a los asistentes a ser pacientes, respetar los tiempos de las personas y estar disponibles en los “momentos de Gracia. Tenemos que hacer de coche escoba, pues las heridas están ahí” y brotan cuando menos lo esperamos.

MULTITUDINARIA MISA DEL PAPA EN EGIPTO: "NO TENGÁIS MIEDO A AMAR A TODOS, AMIGOS Y ENEMIGOS"

Religión en Libertad

Multitudinaria misa del Papa en Egipto: «No tengáis miedo a amar a todos, a amigos y enemigos»
J. Lozano

En su segundo y último día de visita a Egipto, el Papa celebró el acto central con los católicos del país con una multitudinaria misa en el estadio de la aeronáutica militar de El Cairo en la que participaron decenas de miles de personas, entre ellas muchos coptos ortodoxos e incluso musulmanes.

Durante la homilía de una Eucaristía marcada por los símbolos cristianos de Oriente el Papa pidió a los católicos regresar a casa con alegría y les invitó a no tener miedo “a abrir vuestro corazón a la luz del Resucitado” y así “transforme vuestras incertidumbres en fuerza positiva para vosotros y para los demás”.

"El amor es la fuerza y el tesoro del creyente"
De este modo, Francisco les animó: “no tengáis miedo a amar a todos, amigos y enemigos, porque el amor es la fuerza y el tesoro del creyente”.

A lo largo de su homilía en la que explicó el pasaje del Evangelio en el que se habla de los discípulos de Emaús Francisco centró su predicación en tres palabras: vida, muerte y resurrección.

 



Francisco recordó como el encuentro con el Resucitado transformó la vida de estos discípulos haciendo “fecunda cualquier esterilidad”. “La experiencia de los discípulos de Emaús nos enseña que de nada sirve llenar de gente los lugares de culto si nuestros corazones están vacíos del temor de Dios y de su presencia; de nada sirve rezar si nuestra oración que se dirige a Dios no se transforma en amor hacia el hermano; de nada sirve tanta religiosidad si no está animada al menos por igual fe y caridad; de nada sirve cuidar las apariencias, porque Dios mira el alma y el corazón y detesta la hipocresía”. Según el Papa, “para Dios, es mejor no creer que ser un falso creyente, un hipócrita”.

Qué es la verdadera fe
El Papa dijo que la “verdadera fe” da “la valentía de perdonar a quien nos ha ofendido, de ayudar a quien ha caído; a vestir al desnudo; a dar de comer al que tiene hambre, a visitar al encarcelado; a ayudar a los huérfanos; a dar de beber al sediento; a socorrer a los ancianos y a los necesitados”.

Por ello, insistía en que “la verdadera fe es la que nos lleva a proteger los derechos de los demás, con la misma fuerza y con el mismo entusiasmo con el que defendemos los nuestros. En realidad, cuanto más se crece en la fe y más se conoce, más se crece en la humildad y en la conciencia de ser pequeño”.


Cuando el hombre se "auto paraliza"
Sobre la muerte, Francisco explicó hasta qué punto la muerte de Jesús desorientó  a los discípulos y advirtió de que en muchas ocasiones el hombre “se auto paraliza, negándose a superar su idea de Dios, de un dios creado a imagen y semejanza del hombre”.

“Cuantas veces se desespera, negándose a creer que la omnipotencia de Dios no es la omnipotencia de la fuerza o de la autoridad, sino solamente la omnipotencia del amor, del perdón y de la vida”, agregó.

Jesús transforma la "desesperación en vida"
La resurrección fue la última de las tres palabras en las que giró su homilía. Jesús transforma “la desesperación en vida” porque “cuando se desvanece la esperanza humana comienza a brillar la divina”, dijo el Santo Padre.
 

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
At presentation of the gifts,  blesses newlyweds, and places hands on girl who is blind. 


“Cuando el hombre toca fondo en su experiencia de fracaso y de incapacidad, cuando se despoja de la ilusión de ser el mejor, de ser autosuficiente, de ser el centro del mundo, Dios le tiende la mano para transformar su noche en amanecer, su aflicción en alegría, su muerte en resurrección, su camino de regreso en retorno a Jerusalén, es decir en retorno a la vida y a la victoria de la Cruz”.

Y por último indicó que “quien no pasa a través de la experiencia de la cruz, hasta llegar a la Verdad de la resurrección, se condena a sí mismo a la desesperación. De hecho, no podemos encontrar a Dios sin crucificar primero nuestra pobre concepción de un dios que sólo refleja nuestro modo de comprender la omnipotencia y el poder”.

20.11. VIAJE A EGIPTO: EL AIRBUS QUE TRAE AL PAPA DESDE EL CAIRO, ATERRIZÓ EN ROMA

ZENIT – Espanol


Poco más de tres horas de vuelo para cubrir 2.300 km.
(ZENIT – Roma, 29 Abr. 2017).- El Airbus AZ321-400 que trajo al Papa desde El Cairo de regreso a Roma, aterrizó a las 20:11 según los datos del transponder. El avión recorrió 2.300 kilómetros en poco más de tres horas.
Como el Santo Padre suele hacer al regreso de los viajes internacionales, es probable que vaya al santuario de Santa María la Mayor para rezar y agradecer por el viaje apostólico.

SAN FERNANDO: EL CARTEL Y EL PREGÓN DE LAS GLORIAS ABREN EL NUEVO TIEMPO



SAN FERNANDO | GLORIAS


El cartel y el pregón de las Glorias abren el nuevo tiempo
DAVID GUTIÉRREZ DOMÍNGUEZ. · M. FRAILE
J.M.FRAILE
29/04/2017 11:03

1
2
3
4
5
La capilla del colegio de las Hermanas Carmelitas acogió en la tarde noche del viernes la presentación del cartel y el pregón de las Glorias 2017, que estuvo a cargo del sacerdote y párroco de Nuestra Señora de la Oliva, David Gutiérrez Domínguez.
La lluviosa tarde restó mucho público a un acto que gozó de brillantez y del que pudieron disfrutar los asistentes. Muchos bancos reservados y muchas ausencias que pasaron al lado de la anécdota, cuando el pregonero aludió al dicho  chiclanero de “de La Isla ni el viento”, para para darle la vuelta y después de piropear la historia, sus gentes y la acogida recibida en San Fernando para ganarse los primeros aplausos con el dicho “de La Isla, hasta el viento”.
Las devociones marianas estuvieron presentes en un pregón que mezcló la prosa y el verso y con el que el pregonero se ganó al público, para continuar hablando del tiempo de Glorias en San Fernando y de las hermandades de Gloria y comenzando por la de San José, no sólo por ser la primera que sale a la calle, sino por la vinculación que tiene la Esclavitud de San José con el Seminario San Bartolomé de Cádiz.
Posteriormente siguió con el resto de hermandades letíficas, anunciando lo que está por llegar.
El pregonero fue presentado por el pregonero del año anterior, Manuel Ángel Cano Vélez, que inició su intervención con un pequeño fragmento de su pregón dedicado a la Virgen del Carmen, para valorar seguidamente la trayectoria de David Gutiérrez Domínguez, actual párroco de la Oliva y anterior delegado episcopal de Patrimonio.

Previo al pregón, el teniente de Alcaldía, Ignacio Bermejo Martínez y el autor del cartel, Juan Carlos Campoy Vigo, descubrieron el cartel de las Glorias 2017, que refleja el paso de la Virgen del Carmen Coronada, Patrona de la Armada y de San Fernando a la altura del convento de la Compañía de María. A tres días de la primera procesión se abrió el nuevo tiempo.

MONS. GINÉS GARCÍA CLAUSURÓ LA SEMANA DE TEOLOGÍA DE LA "EVANGELIZACIÓN 3.0"

Ecclesia Digital

Terminó la Semana de Teología de la diócesis de Guadix. Durante cuatro días, del 24 al 27 de abril, se ha hablado de la “Evangelización 3.0”, es decir,  el anuncio y el testimonio de la Iglesia y los cristianos en la sociedad actual. Una nueva evangelización en tiempos nuevos, que viene marcada tanto por cambios sociales como tecnológicos muy importantes. El Obispo de Guadix, Mons. Ginés García fue el encargado de clausurar esta Semana de Teología, que ha dejado un buen sabor de boca en los que han asistido cada tarde.
Durante cuatro días, diferentes ponentes han disertado sobre algunos de los ámbitos en los que se desarrolla la evangelización en la actualidad: la sociedad, la parroquia, la ecología y el respeto por el medio ambiente y, por supuesto, las redes sociales. Para ello, se ha contado con ponentes de primer nivel: el sociólogo de Deusto, Francisco Javier Elzo; el catedrático de Salamanca, Ángel Galindo; el fundador de los cursos Alpha en España, Tote Barrera; y una de las religiosas más activas y con más influencia en las redes sociales, Xyskia Valladares.
El prelado accitano agradeció la presencia de los ponentes y, sobre todo, de los numerosos asistentes, tanto en Guadix como en Baza, pues la Semana de Teología ha tenido estas dos sedes. También destacó la importancia del tema tratado, puesto que invita a ser realistas y a anunciar el Evangelio al hombre de hoy  con  los medios de hoy. Y comentó que no ha habido ningún tema relacionado directamente con la familia ya que se están preparando, para junio,  unas jornadas diocesanas sobre la familia.
Antonio Gómez

¿TE HAS FIJADO CÓMO SE CONSUME LA VELA?


¿Te has fijado cómo se consume la vela? Da luz, disipa tinieblas, pero a costa de su propia existencia; se va consumiendo, deshaciendo, desapareciendo... 
Cuando más luz da, menos le queda a ella. 
Y cuando ya no puede ser útil, deja de existir. 
Así tenemos que ser nosotros: Debemos dar luz a costa de nuestra muerte total. 
Este ha de ser nuestro programa de vida: Dar la felicidad a los otros, aunque ello suponga que nosotros nos deshacemos y desaparecemos. 
Cuando la madre da la luz a su hijo, pierde algo de sí; pero ella no desaparece del todo; queda en su propio hijo; en su hijo cobra nueva vida, más joven, más llena de posibilidades. 
Es hermoso llegar al final de la vida teniendo conciencia de que nos hemos consumido por el bien de los demás.