jueves, 19 de julio de 2018

LOU BEGA. MAMBO Nº 5

PARA MEDITAR


¿Te has parado a pensar en las veces que sonreímos al cabo del día? Cuántas veces nos resistimos a sonreír ante las cosas y las personas que nos encontramos. 
Y sin embargo, una sonrisa por la mañana, al levantarnos, pensando en todo lo bueno que nos ha ocurrido, o en la ilusión por lo que nos sucederá, nos ayuda a enfocar el día con otra perspectiva, con otro humor. 
La sonrisa no empobrece a quien la da y enriquece a quien la recibe, dura solo un instante y perdura en el recuerdo eternamente. La sonrisa no habla, pero dice mucho de quien la da y es portadora de mucha información positiva. Sonreír libera endorfinas, aporta color, calor, ilusión... No te olvides de sonreír. 

UNA EXPERTA EN LA SÁBANA SANTA DESMONTA EL NUEVO ATAQUE A LA RELIQUIA JALEADO A NIVEL MUNDIAL




Emanuela Marinelli, durante una de las numerosas conferencias que ha ofrecido en las últimas décadas sobre la Sábana Santa .
Numerosos medios en todo el mundo han difundido acríticamente las conclusiones de un estudio sobre la Sábana Santa de Turín realizado sin examinarla y con una metodología que ha recibido la crítica severa de los expertos. Entre ellos, Emanuela Marinellilicenciada en ciencias naturales y geóloga y especializada desde 1977 en el estudio de la Sindone, a la que ha consagrado una veintena de libros. En La Nuova Bussola Quotidiana formula una crítica muy severa al ensayo de Matteo Borrini y Luigi Garlaschelli:
Emanuela Marinelli es una de las expertas más reconocidas a nivel mundial sobre la Sábana Santa.
En mi comentario a cuanto afirman Matteo Borrini y Luigi Garlaschelli en su artículo "A BPA Approach to the Shroud of Turin" (Journal of Forensic Science, 2018), hago referencia sólo a su artículo original, sin tomar en consideración las noticias que han rebotado en los medios de comunicación de manera descontrolada. Lo primero que quiero aclarar es que estos dos investigadores nunca han formado parte del equipo de científicos que han estudiado directamente la Síndone. Ni tan siquiera la han visto de cerca. Y tal vez tampoco de lejos.
El estudio no es nuevo, ya que se remonta a 2014: lo escriben los mismos autores en la primera página. Empiezan haciendo referencia a los estudios, también experimentales, de otros investigadores que antes de ellos se basaron en la interpretación de las manchas de sangre presentes en la Síndone para reconstruir la posición del cuerpo clavado en la cruz o las distintas posiciones que asumió, admitiendo que el crucificado pudo realizar algunos movimientos para poder respirar. Estos investigadores son: monseñor Giulio Ricci y los médicos Pierre Barbet,  Frederick T. ZugibeMatteo Bevilacqua et al.Gilbert LavoieNiels Svensson.
Sin embargo, los autores de este artículo se olvidan de dar al lector una información que no es secundaria: estos estudiosos, en su mayor parte médicos, incluso en las distintas interpretaciones dadas a las manchas de sangre, coinciden en sostener que la Síndone es la verdadera sábana fúnebre de Jesús de Nazaret. Por el contrario, Borrini y Garlaschelli están convencidos de que es falsa, por lo que su intención es demoler de todos los modos posibles el trabajo realizado por los otros investigadores para, así, alcanzar su fin: intentar demostrarlo.
Puntos incomprensibles
Proceden afirmando que los distintos substratos, como también el calor, la humedad y la circulación del aire, pueden intervenir cuando se intenta recrear el escenario en el que se formaron dichas manchas. Al no saber qué temperatura hacía en ese momento, optan de manera arbitraria por los 22 °C y con la ausencia de corrientes de aire, considerando que estas variables no influyen en las posiciones y las direcciones de las manchas de sangre. Pero, ¿no acababan de decir que el calor, la humedad y la circulación de aire pueden intervenir?
Resaltan también que los tests han sido llevados a cabo para comprender cómo fluía la sangre por el cuerpo de un hombre crucificado, y su posible compatibilidad con la imagen impresa en la Síndone, en lugar de valorar la forma de la mancha en la tela. Pero, ¿no es por las manchas en la tela por lo que se puede reconstruir cómo eran las gotas e hilos de sangre que generaron las manchas?
Otra afirmación de difícil comprensión es la siguiente: "Es importante subrayar que en ambos brazos hay manchas de sangre en la parte delantera de los antebrazos". ¿Qué quieren decir? ¿Que el crucificado estaba colgado de un solo brazo? ¿O que sólo una muñeca estaba clavada y la otra estaba atada? ¿O que en el otro lado de ambos brazos no había sangre? ¿Por qué deciden, además, centrarse en el brazo izquierdo en el experimento?
Para los experimentos han utilizado sangre humana entera, que incluía sustancias anticoagulantes y conservantes, o bien sangre sintética. Los autores afirman que actúan del mismo modo. Pero, ¿quién puede garantizar que la sangre de un hombre torturado, golpeado, deshidratado actúe del mismo modo? Es decir, una sangre más densa de lo normal, que recorre la piel sudada y sucia de tierra, que se había pegado durante las caídas.
La sangre de brazos y muñecas
También suscita gran perplejidad cómo se han llevado a cabo los experimentos.
Para investigar sobre la herida de la muñeca izquierda se puso una mancha circular de sangre sintética en el dorso de la mano de un voluntario y, después, se aplicaron distintos tipos de madera, cada vez durante solo diez segundos. Una situación muy distinta respecto a la de un cuerpo clavado a una cruz durante varias horas. Sacar conclusiones de un experimento de tamaña superficialidad es, como mínimo, imprudente. Y, sin embargo, los autores concluyen arbitrariamente que es difícil distinguir la posición real del clavo en la Síndone.

Para el fluir de la sangre a lo largo del antebrazo, observan que no hay diferencia entre un brazo doblado a 90° y uno recto: todo depende de la posición del antebrazo respecto al terreno. ¡Vaya descubrimiento! Sin embargo, no se dan cuenta de que la sangre, al fluir, tiene un modo de proceder distinto en los dos brazos del Hombre de la Síndone: el brazo derecho estaba, efectivamente, doblado a 90° en la cruz, tal como afirmó Mons. Ricci tras su reconstrucción, mientras que el derecho estaba más extendido.
Reconstrucción científica de la crucifixión realizada sobre madera por monseñor Giulio Ricci según los datos de la Sábana Santa. Se encuentra en la iglesia de Santa María de las Nieves, en Canino (Viterbo, Italia).
Excluyen que la crucifixión ocurriese en un único palo vertical, y sobre esto podemos estar de acuerdo. Sin embargo, concluyen: "Considerando estos resultados, la huella en la Síndone no corresponde a la tradicional imagen artística de un crucificado con los brazos extendidos en el travesaño". Para empezar, hay que decir que no todos los artistas han representado la crucifixión con los brazos extendidos en el travesaño. Y segundo, si esta era la "imagen artística tradicional", ¿por qué el falsario medieval habría realizado una Síndone distintade lo que se creía en esa época?
Excluyen que la sangre bajara a lo largo de los antebrazos mientras el cuerpo estaba en posición supina, y también sobre esto podemos estar de acuerdo, porque está claro que la sangre manaba durante la crucifixión, no después de la muerte.
Sobre la evolución distinta de las manchas de sangre en la muñeca y a lo largo del antebrazo, concluyen que "no pudieron tener lugar en el mismo momento y con el cuerpo en la misma posición, sino que son el resultado de dos hechos desconocidos distintos". ¿Hechos desconocidos? ¿No han oído hablar nunca del clavado de las muñecas al patibulum -el madero horizontal de la cruz, que se realizaba en el suelo- y de la sucesiva elevación sobre el madero horizontal del patibulum, con el condenado colgando? ¿Y de los posibles movimientos de la víctima en la cruz para respirar?
La prueba del maniquí
Respecto a la herida del costado, admiten que se hizo con el cuerpo en posición vertical, pero en su experimento consiguen obtener que de la herida salgan sólo algunos hilillos que manan independientemente, mientras que en la Síndone se observa una gran mancha llena de sangre. Vale la pena describir este experimento: Garlaschelli utilizó un busto de maniquí, de esos que son blancos, sin cabeza y que se utilizan en las tiendas para exponer vestimenta, y con una empuñadura de madera presionó sobre el lado derecho una esponja empapada de sangre sintética. Esto es todo. Y con esta burda ocurrencia los autores pretenden sacar conclusiones científicas respecto al cuerpo de un hombre que murió a causa de la rotura del corazón con el consiguiente hemopericardio, elevada acumulación de sangre bajo presión que, cuando se incide el tórax, sale a chorro dividida en sus dos componentes (sangre y suero).
La misma escena con el maniquí y la esponja se repite para juzgar la cantidad de sangre en la zona lumbar, sin considerar la cantidad de sangre que realmente salió y la verosímil presencia de una cuerda que ataba un paño alrededor de la cadera. Me ha parecido ver uno de los "extravagantes experimentos" de Garlaschelli, en el papel del profesor Alchemist, como por ejemplo este: “El postulado del pepino”.
¡Qué no haría Garlaschelli para concluir precipitada y arbitrariamente que la Síndone es falsa! Por otra parte, hace tiempo que explicó cómo y para quién trabaja:
"El químico italiano se ha beneficiado de las subvenciones de una asociación de ateos y agnósticos [el comité italiano para el control de las afirmaciones sobre lo paranormal]. Pero subraya que esto no invalida sus conclusiones: «El dinero no tiene olor. Lo que se ha hecho, ha sido hecho científicamente. Si la Iglesia (católica) quiere financiarme en un futuro, seré su hombre», ha añadido Garlaschelli”. 

Han pasado casi nueve años desde esta desconcertante pero sincera afirmación, y si Garlaschelli sigue afirmando que la Síndone es falsa, quiere decir que no ha encontrado, en la otra parte, a nadie dispuesto a financiarlo.
Traducción de Elena Faccia Serrano.

LA "INFLUENCER" MARÍA POMBO SE POSICIONA CONTRA EL ABORTO: FURIBUNDA CAMPAÑA FEMINISTA CONTRA ELLA



María Pombo es una de las mayores "influencer" de España
Una de las grandes consecuencias del boom de las redes sociales fue el surgimiento de la figura del “influencer”, personas con una enorme masa de seguidores que marca tendencia. Una de las más populares y queridas en España es la joven María Pombo, que sólo en Instagram tiene más de 820.000 seguidores.
Además de ser un referente en moda y estilo, María Pombo ya había suscitado algunas críticas por haber haber dicho que era creyente aunque le gustaría practicar más. Sin embargo, ha sido su opinión sobre el aborto lo que ha generado una caza de brujas contra ella, encabezada por las feministas radicales, con insultos a su persona e incluso amenazas.
"En contra" del aborto
Una de las nuevas funciones de Instagram es la interactuación entre los usuarios y estos "influencer" a través de preguntas. Ella se comprometió a ser sincera y entonces le llegó la pregunta: “¿A favor o en contra del aborto?”. Su respuesta fue: “En contra”.
maria-pombo-aborto
Para explicar su respuesta aseguró: “Pienso que si eres ‘responsable’ / ‘maduro’ para tener relaciones tienes que serlo para asumir las consecuencias. Abortar significa perder una vida. Aunque también entiendo que hay situaciones puntuales donde es entendible tomar esa decisión”.
Tras esta explicación puso el ejemplo de una amiga suya que se quedó embarazada muy joven sin buscarlo y aún así decidió seguir adelante con el embarazo.
Desde ese momento se desató una oleada de comentarios contra ella en el que muchos se llegaba al insulto y a la amenaza. El principal argumento es que alguien que no sea abortista no tiene derecho a transmitirlo porque, según algunos de los comentarios que recibió, “duele saber que mensajes como este llegan a un montón de chicas jóvenes”. Pero según esta consideración, los defensores del aborto sí pueden llegar con su propaganda a estas chicas.
"Ojalá te mueras"
Pero otros muchos fueron más lejos y decidieron pasar al ataque contra esta “influencer”: "Ojalá te mueras y lo celebremos", "Basta de demonizar el aborto", "Cree en Dios, ¿cómo la vais a tomar en serio?"o "Maldita zorra" y "Facha de mierda", han sido algunos de los miles de comentarios que ha tenido que soportar en las distintas redes sociales
Ante estos ataques, María Pombo ha decidido denunciar públicamente la campaña de acoso y derribo contra su persona, y ha respondido a todos los que la han atacado con una contundente frase: “Esos que dicen que son como son y merecen respeto, no respetan a los que también son como son pero diferentes a ellos”.
Para conocer más argumentos contra el aborto pinche AQUÍ

LOS HIJOS DEL SINAÍ




El mismo día en que terminan la EvAU, sin demasiado tiempo para descansar de la recta final del Bachillerato, 35 jóvenes cierran las maletas para embarcar con destino a Nairobi (Kenia), para un voluntariado de quince días en escuelas de los barrios más pobres del país.
INICIATIVAS
Opus Dei - Los hijos del SinaíEl Sinaí es uno de los slums donde han trabajado los alumnos de Viaró, La Farga y Santa Isabel.
Con el equipaje se llevan 60 bolsas de material para repartir entre los niños. Las han llenado hasta los topes: balones, camisetas y botas de fútbol, frisbees, material deportivo, libretas... Son alumnos de Bachillerato de los colegios ViaróLa Farga y Santa Isabel, alumnos que han querido dedicar parte de su verano a ayudar a mejorar las condiciones de los niños y de sus familias que viven en los slums de Nairobi (Kenia).
Una vez en Kenia comienza la aventura. Un acompañante nativo les facilitará su estancia, Moses Muthaka. Sólo habla inglés pero "siempre se dirige con una sonrisa a cada uno, y por nuestro nombre", dice Juan Miguel. Con un autobús, que han encontrado a través del amigo de un amigo de un amigo..., se trasladarán a Eastlands College of Technology la que será su casa en Nairobi durante las dos semanas. Junto con los estudiantes africanos de este centro educativo se dedicarán a fabricar pupitres para aulas. Será un trabajo en equipo.
Partió la galleta y le dio un pedazo a su hermano pequeño. Después comenzó a desmenuzarla en trocitos para los otros niños y niñas hasta que ella se quedó sin ningún trozo...Partió la galleta y le dio un pedazo a su hermano pequeño. Después comenzó a desmenuzarla en trocitos para los otros niños y niñas hasta que ella se quedó sin ningún trozo...

Sin perder tiempo este grupo de jóvenes mzunju (hombre blanco en suajili) se dividen en seis grupos de trabajo para "montar mesas para las escuelas de los slums, que son los barrios más pobres a las afueras de la capital, dar clases a las niñas y niños kenianos, repartir comida a familias para que al menos tengan una comida diaria... Están "dispuestos a hacer ¡lo que sea necesario!", dice José, que una vez aterrizado en Barcelona afirma convencido que "hasta que no vives un voluntariado con el que ves a tantas personas que viven con tan poco, no eres consciente de las necesidades que hay en el mundo". Por su parte, Robert dice que es "una experiencia brutal porque lo poco que das a aquellos niños, a aquellas familias, te lo agradecen infinitamente". Añade que "cualquier queja que tengas deviene absurda, y te das cuenta de la gran suerte que es nacer donde has nacido".
Un recuerdo que se lleva Robert es el de un niño acostado en el suelo y con mucho dolor de cabeza por no haber comido nada desde hacía tiempo. José añade que "algunos niños van al colegio porque es el único lugar donde comen algo". Le sorprendió la generosidad y alegría de los niños. Explica que "uno de los últimos días a uno de nosotros le quedaba una galleta, se la dio a una niña de unos 6 años, y lo primero que hizo es partirla y darle un pedazo a su hermano pequeño, y después comenzó a desmenuzarla en trocitos para los otros niños y niñas hasta que ella se quedó sin ningún trozo. Continuó caminando con una sonrisa".
Mostrar un camino a los hijos del Sinaí
Durante su estancia, Moses les ha acompañado a todas partes donde iban y les ha ayudado a entender la realidad del país. Él lleva mucho tiempo trabajando en la mejora de las condiciones de las familias pobres. De lo que han aprendido, Robert destaca que "conviene conocer muy bien a las familias y a los hijos del Sinaí, uno de los slums donde hemos estado, y dar becas aquellos jovenes que pueden aprovechar la ayuda para salir de la situación de pobreza y para que después ayuden realmente a sus familias". "Muchos niños crecen pensando que no hay nada mejor fuera de allí y desde Eastlands y Strathmore University intentan mostrarles que sí que existe algo mejor y que ellos pueden conseguirlo", matiza José. La educación es la gran herramienta y el reto.
"Muchos niños crecen pensando que no hay nada mejor fuera de allí y desde Eastlands y Strathmore University intentan mostrarles que sí que existe algo mejor y que ellos pueden conseguirlo"."Muchos niños crecen pensando que no hay nada mejor fuera de allí y desde Eastlands y Strathmore University intentan mostrarles que sí que existe algo mejor y que ellos pueden conseguirlo".

Han traído libretas y lotes escolares. "No te puedes imaginar la alegría de los ninos; cuando hemos acabado de repartir todo el material se nos han acercado dos profesores y nos han pedido una libreta, pues ellos tampoco tienen", explica el profesor Juan Miguel. A José también le impresionó "ver en una clase de mates como los niños apuntaban en las manos las operaciones para resolver un problema y en la libreta sólo el resultado para aprovecharla al máximo y que les durara más".
La vida en los slums
La imagen del viaje con la que se queda Robert es la "de un padre en la entrada del slum, con rostro serio, seguramente consciente de su realidad y los niños a su lado sonrientes porque es la única realidad que conocen". Los niños kenianos "siempre salen a recibirnos, saben nuestros nombres, no están acostumbrados a que pasen blancos por allí, están maravillados y felices porque los saludamos con una sonrisa y nos hemos aprendido algunos nombres", comenta el profesor Borda.
Las casas "son habitáculos de 3 por 3 metros, donde viven cinco o seis personas, sin agua ni luz. Uno de los profesores de las escuelas nos ha dicho que pagan 10 euros mensuales por una casa al lado de cloacas abiertas, sin luz, y 20 euros si quieren luz. Moses por su parte me ha comentado que chicos del grupo le han dado, por su cuenta, dinero para que otras familias puedan abonar el alquiler o lo que fuera necesario".
La imagen del viaje con la que se queda Robert es la "de un padre en la entrada del slum, con rostro serio, seguramente consciente de su realidad y los niños a su lado sonrientes porque es la única realidad que conocen".La imagen del viaje con la que se queda Robert es la "de un padre en la entrada del slum, con rostro serio, seguramente consciente de su realidad y los niños a su lado sonrientes porque es la única realidad que conocen".

Parece que ha valido la pena pasar todo "un año preparando el viaje con conciertos, campeonatos deportivos, cenas para recaudar fondos; hemos hecho mucha piña", dice Roberto. "Al final hemos conseguido terminar las 100 mesas para las escuelas, pintar tres aulas de Eastlands, y preparar las instalaciones para colocar unos focos en el centro educativo de Eastlands: misión cumplida", dice el Juan Miguel. El año que viene más.
A la vuelta el grupo compartirá su experiencia con los compañeros de 1º de bachillerato de su colegio. A ver si continúan con la iniciativa que comenzo hace tres años y les da una visión mucho más amplia del mundo. Han ido a ayudar y el que se da también recibe. Asante sana(muchas gracias).

EL HUMOR HECHO MISERICORDIA





En las historias de don Camilo y el alcalde Peppone hay un tercer personaje: el Cristo crucificado, el confidente y consejero del cura. Es un Jesús con sentido del humor, el que ilumina a don Camilo, cegado por sus rigideces de carácter y tradiciones acríticas
El 22 de julio de 1968 moría inesperadamente un escritor apasionado, un hombre que había sido todo corazón y sentido del humor, si bien esto no era incompatible con su espíritu tenaz y combativo. Se trataba de Giovanni Guareschi, el creador del párroco don Camilo y de su eterno rival, el alcalde comunista Peppone. No le faltaron en vida las contrariedades y las contradicciones al escritor y periodista, siempre desilusionado por la política, que en los años de la posguerra llegó a decir que se sentía monárquico en una república de derechas que caminaba inexorablemente hacia la izquierda. Esto tenía derecho a decirlo quien había pasado dos años en un campo de concentración alemán y que no perdió nunca el sentido del humor, componente esencial para soñar y tener ganas de vivir en la casa de los muertos, por parafrasear esa novela de Dostoievski que recoge su experiencia siberiana.
El mejor elogio que conozco de Guareschi lo hizo Indro Montanelli: «Sin él, no se puede entender el siglo XX». Pero también puede servirnos para entender nuestra época, en las que las emociones desatadas por la política, al igual que en la Italia de la posguerra, llevan a menudo a perder el sentido del humor, en el que nuestro escritor era un auténtico maestro. Leer a Guareschi, y en particular el ciclo de relatos de don Camilo, contribuye a hacer del lector una mejor persona, siempre y cuando consienta en abrir su corazón al torrente circulatorio del buen humor. Hoy es frecuente que la risa o la sátira sean una protesta desgarrada de quienes se niegan a aceptar la realidad, pues se les hace insoportable y aspiran a destruirla para crear un mundo supuestamente perfecto. Este tipo de humor ve la realidad por medio de espejos deformados y quiere alejarse de ella para vivir de ensoñaciones. Nada que ver con el realismo fantástico encarnado por Guareschi, del todo creyente en la realidad aunque la enfoque con un ojo crítico. Cabe preguntarse qué habrá fallado si un día se apagan las sonrisas en el mundo al que aspira el humorismo malhumorado. De lo que estamos seguros es de que allí no habría sitio para Giovanni Guareschi.
Si las historias de don Camilo y Peppone se redujeran a una colección de diálogos punzantes e ingeniosos, la obra de Guareschi estaría destinada a caer pronto en el olvido. Pero existe un tercer personaje para convertir estas páginas en imperecederas: el Cristo crucificado del altar de la parroquia, el confidente y consejero de don Camilo. Nuestro escritor aseguraba que los lectores tenían derecho a sentirse ofendidos por las conversaciones puestas en boca del cura y del alcalde, aunque no con las palabras del Cristo, representante de la sagrada voz de la conciencia de Giovanni Guareschi. No es, desde luego, una conciencia complaciente sino crítica, con lo que da testimonio de ser verdadera. Es un Cristo con sentido del humor, el que ilumina a don Camilo, cegado por sus rigideces de carácter y tradiciones acríticas, para que cambie su perspectiva y mire los sucesos de modo diferente. Una justa perspectiva pasa siempre por tomar distancia de uno mismo. Otra persona que no fuera el hombre de fe que es don Camilo se resistiría a abandonar sus prejuicios por temer que está traicionando a su personalidad. Sin embargo, obedecer a Cristo no es pérdida sino ganancia. Nos hace más humanos e incluso puede arrancarnos una sonrisa que entierre los sentimientos de ira, culpa o vergüenza. Con Cristo, el humor se ha hecho misericordia.
Así habla el Cristo de don Camilo: «Si para hacer comprender a alguien que se equivoca tú le dejas tendido de un escopetazo, ¿quieres decirme con qué objeto me habría dejado yo colgar en la cruz?». «Si te duele la cabeza, ¿tú te la cortas para curarte el mal?». «Todos aquellos que pertenecen a la categoría de hombres siempre son hombres, hagan lo que hagan, y deben de ser tratados como tales. De otro modo, en vez de descender a la tierra para redimirlos, dejándome clavar en una cruz, ¿no hubiera sido mucho más sencillo aniquilarlos?». Habla aquí, sin duda, el Cristo del Evangelio, el mismo que ha dicho que no se puede arrancar la cizaña a la vez que el trigo, el que asegura que hay que hacer a los demás lo mismo que querríamos que hicieran, o el que va más allá al afirmar que nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.
Ese Cristo habla además de perdón en estos términos: «Es preciso perdonarlos porque no lo hacen para ofender a Dios. Ellos buscan afanosamente la justicia sobre la tierra porque ya no tienen fe en la justicia divina, y procuran afanosamente los bienes terrenales porque no tienen fe en la recompensa divina». Estamos escuchando aquí al Dios misericordia, cuyos caminos y pensamientos son diferentes a los de los seres humanos, el mismo que en la cruz pide perdón por aquellos que no saben lo que hacen. ¿Quién puede poner en duda que el Cristo de don Camilo es Dios?
Antonio R. Rubio Plo

EL ANTIDEDAZO; POR ENRIQUE GARCÍA-MÁIQUEZ



Rajoy se ha mantenido en la más exquisita neutralidad, marca de la casa, hasta que en las primarias del PP han empezado a pasar cosas. Eso no le gusta. Y entonces se acabó su neutralidad. Cuenta Marisol Hernández en El Mundo que ha tratado de convencer a Casado de que se embarque en la lista de unidad que Sáenz de Santamaría tan contraproducentemente (en cuanto que transmite nerviosismo) propone. Cuando Casado ha rechazado la oferta, ha vuelto Rajoy sus presiones hacia Cospedal, que tampoco parece que haya entrado por el aro de Santamaría.

Rajoy quería dar un dedazo dontrancrédico, inmóvil, telepático. En su línea. La misma estrategia con que venció la crisis y la amenaza de intervención de nuestra economía (aplausos sinceros) y que fracasó en la gestión del problema independentista y frente a la moción de censura de Sánchez. Si quería elegir a su sucesora tendría que haber dimitido, haberla dejado asumir en funciones la presidencia del Gobierno y haber pilotado él la transición. Ya de paso, con muchas probabilidades, nos podría haber librado o debilitado o, al menos retrasado este gobierno de Sánchez, el de los anuncios. 

Rajoy, yéndose, no puede quedarse ni poner a quien venga. La autoridad moral es algo distinto y lo suyo era la potestad del que mandaba en el partido. Sin mandar, nada. Ni Casado ni Cospedal ni muchos de sus exministros están por la labor de apoyar a Sáenz de Santamaría. Ni de dejar de criticar (ahí le duele) tantos aspectos de su gestión. Con todo, esto puede tener un efecto muy beneficioso en el PP, porque no es que estemos ante su primera elección de liderazgo sin mención digital del jefe saliente, sino que incluso puede hacerse contra el dedazo, lo que incrementaría el prestigio y el empaque de la figura entrante, sin duda.

Aunque antes tiene que entrar. El peligro para Casado está en su propio mensaje de renovación. ¿Hasta qué punto una mayoría de compromisarios, que son los que votan en secreto, no se sentirán a punto (ellos) de ser renovados? Por instinto de supervivencia personal pueden votar a la que no viene a renovar ni, en consecuencia, a renovarles. Por táctica, Pablo Casado tiene que renovar, sí, pero a menos de la mitad. Ese "sí pero no" de Casado es el peaje (en esto de los compromisarios, ahora; pero en muchos de sus compromisos, mañana) que tendrá que pagar en cómodas cuotas para lograr, si lo logra, un antidedazo histórico.