viernes, 19 de mayo de 2017

EL PRESIDENTE SURCOREANO, DEVOTO DEL ROSARIO, HIZO BENDECIR SU NUEVA RESIDENCIA EL DÍA DE FÁTIMA

Religión en Libertad

El presidente surcoreano, devoto del Rosario, hizo bendecir su nueva residencia el día de FátimaC.L.

El nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-in, llamó a un sacerdote para que bendijese la residencia presidencial en Seúl, denominada Casa Azul, nada más ocuparla. Es además el lugar donde tiene su despacho oficial y donde se recibe a los jefes de Estado extranjeros que visitan el país.

Moon es católico practicante, y el 25 de abril, en un debate televisivo durante la campaña electoral, afirmó que no tiene "ninguna intención" de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Cuando le preguntaron por la homosexualidad, respondió: "No me gusta", aunque dejó claro que es contrario a toda discriminación.

La Cheongwadae o Casa Azul es la residencia oficial de los presidentes de Corea del Sur.

El 9 de mayo fue elegido con el 40,08% de los votos, al día siguiente fue proclamado por la Asamblea Nacional, y el 13 de mayo, festividad de Nuestra Señora de Fátima, al ocupar la Casa Azul llamó al padre Paolo Ryu Jong-Man para que la bendijese. El padre Pablo es párroco de la iglesia de la Santísima Trinidad, en el barrio de Hongje-dong, donde Moon residía desde el pasado mes de enero.
 
Acompañado de algunas religiosas, el sacerdote acudió el sábado a la Casa Azul “para impartir la bendición de Dios sobre personas, lugares y cosas”, según informa Fides. También impuso las manos sobre el presidente, de 64 años, y su esposa, Kim Jeong-suk, con quien tiene dos hijos.

El presidente surcoreano junto con su esposa, el sacerdote que bendijo la residencia, y algunas religiosas que le acompañaron.

Imploró para el nuevo presidente “sabiduría como la del Rey Salomón” y le dio un consejo: “Antes de tomar cualquier decisión, rece al Espíritu Santo, que descenderá sobre usted y le dará Su luz y su fortaleza”.
 
Según el padre Paolo, el presidente Moon, a quien conoce bien, es “un hombre muy humilde, abierto y piadoso”, y lleva siempre en el dedo anular izquierdo una decena del Rosario, fruto de su gran devoción a la Santísima Virgen.
 
El sacerdote regaló al matrimonio un cuadro inspirado en el tema de la paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario