lunes, 12 de junio de 2017

UN LIBRO SOBRE EL SACERDOTE IRAQUÍ ASESINADO POR EXTREMISTAS DEL ESTADO ISLÁMICO

ZENIT – Espanol


Diez años de la ejecución del padre Ragheed Ganni en Irak, junto a tres subdiáconos
El Sacerdote Iraquí Rahgeed Ganni Saludando Al Padre Werenfried, Fundador De Ayuda A La Iglesia Necesitada
(ZENIT – Roma, 12 Jun. 2017).- “Un sacerdote en el Estado Islámico. La historia del padre Rahgeed Ganni”, es el título del libro que se presentó en el Vaticano, a diez años del su asesinato por extremistas, en el día de la fiesta de la Santísima Trinidad.
Este sacerdote iraquí de 34 años fue asesinado el 3 de junio de 2007 junto a tres de los subdiáconos (Basman Yousef Daud, Wahid Hanna Isho, y Gassan Isam Bidawed) de la parroquia del Espíritu Santo de Mosul.
Después de la celebración de la Eucaristía, el sacerdote y sus tres acompañantes fueron detenidos en la calle por varios hombres armados y fueron asesinados después que rechazaron renunciar a su fe y cambiar al Islam.
El autor de libro cuenta en una entrevista a Rome Reports que “lo metieron en un coche y se lo llevaron. Después le hicieron bajar y le pidieron que levantara las manos. Entonces uno de los secuestradores lo increpó. Le dijo: “Te habíamos dicho que debías cerrar la iglesia, ¿por qué no la has cerrado?”. La respuesta sencilla y valiente del padre Ragheed fue: “No podemos cerrar la casa de Dios”. En ese momento lo mataron junto a tres diáconos”.
“Uno de los aspectos más fuertes de su testimonio fue que resistió durante 5 años a las amenazas de los terroristas y esta es una gran enseñanza. Hoy necesitamos este tipo de valor porque el amor es siempre más fuerte que el odio”. El odio que hace diez años asesinó al padre Ragheed continua vivo hoy en las huestes del ISIS que incluso han profanado así la tumba del sacerdote.
El Cardenal Fernando Filoni, prefecto para la Evangelización de los Pueblos, escribe en la introducción del libro: “El espléndido testimonio de fe del padre Rahgeed debería quedar presente en la memoria de la Iglesia”.
Rahgeed Ganni era natural del pueblo cristianos de Karemlesh en la Llanura de Nínive, cerca de Mosul. En 1996 su obispo le envió a Roma para ampliar sus estudios como seminarista, gracias a una beca ofrecida por al fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, en la Universidad Santo Tomás de Aquino (Angelica). Ordenado sacerdote en Roma, una vez concluidos sus estudios, decide volver a Irak en el 2003, pese a la situación de guerra que vivía el país con la caída de Sadam Husein. Es entonces cuando aparecen nuevos grupos yihadistas en Irak y comienzan ataques, secuestros y atentados contra la comunidad cristiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario