viernes, 9 de junio de 2017

¿CUÁLES SON LOS RETOS DE LA IGLESIA CATÓLICA EN CHINA PARA EL SIGLO XXI?



Bandera de China en la Plaza de San Pedro / Foto: ACI PrensaROMA, 08 Jun. 17 / 07:35 pm (ACI).- Una Iglesia con mayor presencia de los laicos para enfrentar la creciente secularización, pero también con rasgos propios de la cultura china y llamada a redefinir sus relaciones con el partido comunista para encontrar soluciones flexibles y eficaces a fin de continuar su labor evangelizadora, son los retos principales de la Iglesia en China para el siglo XXI según un artículo publicado en La Civilta Cattolica.

El texto titulado “El catolicismo en China en el siglo XXI” está firmado por el sacerdote jesuita Joseph You Guo Jiang y ha sido publicado en la edición 4007 de la revista mensual de la Compañía de Jesús, La Civiltá Cattolica, cuyos artículos son revisados por la Secretaría de Estado del Vaticano.


“La Iglesia Católica china afronta hoy varios desafíos” y por ello debe “adoptar nuevas estrategias para alcanzar al mayor número de personas, para dialogar y comunicar en una sociedad siempre más secularizada”, señaló el texto del P. Joseph You Guo Jiang.

Contrariamente a lo que sucedía hace una década, afirmó, hoy la Iglesia “goza, en muchas regiones, de una relativa autonomía del control del gobierno central y local. Aunque en China la libertad religiosa está condicionada, la Iglesia Católica china puede desarrollar un rol importante en la misión y el servicio”.

Sin embargo, reconoció que el rápido aumento de vocaciones sacerdotales experimentado en los 90’s ha comenzado a disminuir.


Además, señaló que junto al crecimiento económico, se da en el país también una mayor secularización y crisis espiritual que aleja “a muchas personas de las propias tradiciones y cultura”, de lo cual no están exentos los católicos.

Ante esto, indicó que la Iglesia tiene el reto de desarrollar una eficaz formación del laicado, “que representa un potencial recurso y el núcleo de la futura Iglesia en China”. “La evangelización y la misión tienen necesidad de un laicado bien preparado”, reforzando su conocimiento del Concilio Vaticano II, particularmente “lo referente a la eclesiología y la doctrina social de la Iglesia”, afirmó.

El sacerdote jesuita, miembro del centro de consejería académica del Boston College, señaló que si bien el gobierno controla lo que circula por Internet, la red es también desafío para la labor misionera de la Iglesia.

Sin embargo, el punto más destacado del análisis del P. You Guo Jiang es el diálogo de la Iglesia con la cultura local y con el Partido Comunista, única organización política del país.

“Ya que China tiene características propias que la distinguen del resto del mundo”, afirmó, la Iglesia está llamada a desarrollar –manteniendo su propia identidad– “‘una Iglesia Católica china con rasgos chinos’, de manera de inculturar su enseñanzas y valores del Evangelio”.

“‘Una Iglesia católica china con rasgos chinos’ ofrecerá a todos esperanza, fe y estímulo”, contribuyendo significativamente al desarrollo cultural, espiritual y social de la nación china, señaló.

Con respecto a las autoridades políticas, el sacerdote jesuita explicó que “mientras el Partido Comunista Chino permanezca como el único partido de gobierno, el marxismo seguirá siendo la referencia ideológica de la sociedad. Por lo tanto la Iglesia Católica china está llamada a redefinir su rol y sus relaciones con el Partido Comunista y con su ideología”.

El sacerdote aclaró que “esto no significa que la Iglesia deba estar de acuerdo con la política y los valores del Partido, sino más bien que ella deba encontrar soluciones flexibles y eficaces para continuar su misión y su ministerio en China”.


“Una vez instaurado este diálogo, la Iglesia Católica y la sociedad china no chocarán más. Porque los valores culturales y tradicionales chinos y los valores evangélicos y la enseñanza eclesial tienen muchas cosas en común”, afirmó.

Según el P. You Guo Jiang, China y su sociedad van abriéndose más a las religiones y esto permitirá al catolicismo encontrar un puesto estable “si continúa siendo expresión de una Iglesia abierta y de una Iglesia con características e identidad chinas. La sociedad china y la Iglesia deben aprender a apreciar los valores presentes en ambas tradiciones y proseguir su diálogo en busca del bien común”.

Indicó que “este es el mensaje del Papa Francisco para China”. Recordó que en la entrevista para Asia Times del 28 de enero 2016, el Pontífice dijo que China “es una tierra bendita en muchos modos” y que la Iglesia tiene entre sus deberes el respeto de todas las civilizaciones”, por ello “tiene más que nunca el deber de respetar esta civilización. La Iglesia tiene un gran potencial en el recibir cultura”.

“A los católicos chinos digo: alcemos la mirada a María nuestra Madre, para que nos ayude a discernir la voluntad de Dios acerca del camino concreto de la Iglesia en China y nos sostenga en el acoger con generosidad su proyecto de amor”, recordó el sacerdote citando las palabras del Papa el pasado 21 de mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario