miércoles, 14 de marzo de 2018

PARA MEDITAR

Si renuncias a medir a los demás según tus propios patrones, si rechazas criticarlos por todo lo que hacen, si dejas de señalar constantemente sus errores y defectos, estarás preparando el terreno para sembrar el bien. Si, además, comienzas a fijarte en lo positivo, amable y hermoso de los demás, por imperceptible que te parezca al principio, si les manifiestas con sinceridad cada detalle que valoras en ellos, estarás haciendo crecer el bien, harás que la bondad se multiplique hasta el infinito. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario